Apartamentos para presupuestos ajustados, cerca de la playa y de la marcha.

Al final de la zona de Levante, estos apartamentos tan económicos destacan por ser el objetivo de familias o grupos de amigos que van en busca de un alojamiento básico, bien mantenido y cercano al centro. En una calle tranquila, a
200 metros de la playa, la gran selección de bares, tiendas y restaurantes cercanos permite a los huéspedes disfrutar de lo mejor que le puede ofrecer Benidorm.

Hay 32 cómodos apartamentos de
2 dormitorios para máximo 6 personas. Todos tienen un baño completo, salón-comedor, TV por satélite y un balcón particular con vistas de todo el conjunto de Benidorm.

Si le apetece hacerse su tortilla de patatas o un buen asado, la cocina tiene vitrocerámica y horno, y el frigorífico le ayuda a mantener las bebidas fresquitas. Tostadora y hervidor de agua disponibles también. Todos los apartamentos están totalmente calefactados, lo que los convierte en perfectos para periodos de vacaciones en invierno.

Durante el día puede poner la hamaca, relajarse y disfrutar del sol mediterráneo a la vez que chapotea en la piscina con forma de estrella que está en la terraza solarium.


Por la noche cuando aprieta el hambre, existe la posibilidad de cruzar la calle y acercarse al mercado a comprar los ingredientes para una opípara cena. Y si no se siente con ganas de mancharse las manos y de fregar después de la cena puede elegir entre los numerosos restaurantes y cafeterías de las cercanías.

 

Los Apartamentos Mayra tienen lo necesario para gozar de unas vacaciones relajadas o de un puente largo a unos precios super económicos. Muy espaciosos y bien situados para agradar a los veraneantes que buscan su base de operaciones.

Benidorm disfruta de una temperatura suave casi en cualquier época del año. La posibilidad de visitar el casco antiguo y sus bares de tapas y tiendas, o los extraordinarios parques temáticos como Terra Mítica. Hay algo diferente para todo el mundo. Dese un paseo por la playa de Levante en cualquier tarde de verano al atardecer. Siéntese y observe la vida con tranquilidad. O si quiere bailar hasta el amanecer. Sean cuales sean sus vacaciones soñadas ¡Benidorm promete!